viernes, 10 de diciembre de 2004

Sobre los blogs

Algo se mueve en Internet. Ya hace tiempo, pero está tomando fuerza. Los Blogs (contracción de Weblog), o de una forma más correcta en nuestro idioma, las bitácoras, empiezan a tomar importancia en muchos aspectos. Internet nos ha dado muchas cosas, y será la base de muchas más, pero lo principal que nos aporta es la posibilidad de colaborar, y de publicar cualquier tipo de información que nos pase por la cabeza. Nos da la libertad de comentar una noticia, y de compartir nuestros comentarios y conocimientos (casi) sin límites.


Algunos utilizamos este sistema únicamente para descargar sensaciones, o para expresar de forma medianamente ordenada ideas que de otro modo quizás dejamos atrás. Mis amigos saben que adoro conversar. Me encanta, como decían el otro día en un programa nocturno, "empezar a hablar, y así, poco a poco, conversar; seguro que al final surge algo interesante". Pero el mundo en el que nos movemos (me muevo) en estos días no permite mucho tiempo para esto. Los exámenes, las responsabilidades, nos limitan. Para solucionar esto sirven, por ejemplo, las bitácoras. Una reflexión en un momento cualquiera del día la puedo publicar aquí, y dentro de unas horas, unos días o unas semanas, tú lo leerás. Y quizás te pique la curiosidad sobre el tema que trato, o puede que estés de acuerdo con lo que comento. O incluso, con un poco de suerte, discrepas, y sientes la imperiosa necesidad de decírmelo, y decirlo de ese modo a todos (los pocos) que visitan este trocito de Internet.


Hay otras utilidades especialmente interesantes de estos "Diarios en la Web". Un caso conocido fue el de un iraquí que iba informando día a día acerca de sus vivencias durante el "Ataque preventivo" que realizó EUA. Incluso se empiezan a plantear iniciativas que intentan cambiar algunas cosas que damos por hechas. Pongo un ejemplo. Estamos acostumbrados a que los informativos, los periodistas, sean quienes nos den una visión objetiva de las cosas. Por definición no pueden ser objetivos, con lo que nos movemos en una estrecha línea en la que nos autoengañamos pensando que tenemos información totalmente veraz. Quizás la solución a esto sea tener informaciones subjetivas. Muchas. Las suficientes para poder formarnos nuestra propia opinión subjetiva.


Es importante saber que se han producido ataques, a una determinada hora, en un determinado lugar, usando unos determinados aviones. Pero quizás es aún más interesante saber cómo afectó eso a uno de los habitantes de ese determinado lugar a esa determinada hora. Las bitácoras permiten eso. En vez de tener una verdad "universal", podemos tener un "universo" de verdades. Tantas como personas.


Cada vez somos más los que usamos esto. Me da una alegría cada vez que en mi agregador sale un post de un amigo cercano. Echo en falta un poco más de actividad en los comentarios, pero sé que el tiempo es escaso en estos días.


Qué opinas? Empezamos a hablar, y así a lo mejor conversamos? Seguro que al final surge algo interesante.

1 comentario:

FeR dijo...

Rafita,

Esa fue la razón fundamental que me impulsó, al igual que a ti supongo, a crear un weblog; El poder poner en claro muchas ideas que voy teniendo y que me gustaría comentar con más gente. Me encanta por ejemplo, cuando la gente pone referencias a otras páginas web, porque la verdad es que Internet ya es tan enormemente grande, que cada vez más cuesta encontrar páginas con contenidos de calidad (y sin pagar).

En cuanto a lo del "universo de verdades" para formar tu opinión, creo que debería de ser el objetivo real de cualquier periodista, aunque desgraciadamente, casi nunca se cumpla. Yo soy de la opinión de que el universo de verdades se adquiere viajando y conviviendo con la gente del lugar. Mientras más culturas conozcas y te adentres, más podrás conocer las diferentes realidades que tenemos en este pequeño planeta llamado Tierra. Sin embargo, para los que tenemos un bolsillo con muchos agujeros, la opción de leer la cotidianeidad de los hechos en otro punto del mundo por Internet es una opción más que idonea.

Ya por último decirte que lo de "empezar a hablar, seguro que surge algo interesante" es algo que llevo aplicando algunos meses y siempre funciona. Una forma curiosa de empezar un tema es soltar algo sin mucho sentido, pero con un trasfondo que de que pensar; Por ejemplo, el otro dia le dije a un amigo: "En verdad creo que la humanidad evolucionará hasta convertirnos en delfines". Y vaya si empezamos una conversación: que si ibamos a terminar por superpoblar la parte de fuera del mundo, que si cambiariamos poco a poco nuestro medio de habla por uno más psíquico, que si ...jajajajaj. Es un ejemplo bobo, pero que sepas que estoy completamente de acuerdo contigo.

Un abrazo!

FeR

Búsqueda en Google

Google