miércoles, 29 de junio de 2005

El fin último de la creación

Cuesta tragar. La niebla no se va. Parece que va a estallar. Los pensamientos se agolpan , se atropellan. Horas, días, meses, años, pasan ante mis ojos. Decisiones y dudas. Una necesidad grande y negra. Un dolor seco. Una guitarra grita, se abre paso, me ayuda. La rabia ayuda. La furia engrandece. La ira regenera.

Se acumula. En mi puño. En mis sienes. En mis hombros. En mi pecho. Con fuerza. Con una necesidad imperiosa. Quiero gritar. Quiero soltarlo. La tensión es enorme.

Las ideas encajan. Queremos. Queremos más. No funciona.

Perderé la guerra. Perderé las batallas. Pero no podrás conmigo. No esta vez. Me tumbarás. Me retarás. Pero me levantaré. Siempre me levantaré. Estar en pie es mi razón de ser. Recibir tus golpes es mi función. Mi finalidad es aguantar.

Las palabras ayudan. Siempre ayudan. Palabras prestadas. Palabras alquiladas. Se acumulan. En mis puños. En mis sienes. En mi pecho. Grito. Lo suelto. La tensión baja.

Ganarás la guerra. Ganarás todas y cada una de las batallas. Pero esta vez no puedes conmigo.

2 comentarios:

FeR dijo...

tengo que decir que este poema me ha molado mucho mucho. Me parece que es muy triste o muy irónico ... o quizás irónicamente triste, pero muy agresivo a la misma vez.

enhorabuena rafa, te acabas de ganar una birra cuando quedemos ;-)

un abrazo puntal!

Rafael de León dijo...

Sigue sin cuadrarme que los llames poemas, pero me alegra que te guste. Es, de una manera triste, irónicamente agresivo ;)

Lo de la birra suena muy bien... Te tomo la palabra.

Búsqueda en Google

Google