jueves, 20 de octubre de 2005

Y llegará

Y llegará un día hermoso. Y terrible. Se acercará. Se acercará a mí, susurrando, arrastrando unos pies cansados. Sentiré que lo he logrado. Por un instante.

Será un día hermoso.

Su aliento en mi hombro. Su mano en mi mano.

Luego? Luego vendrá el miedo. El miedo al abismo. A lo infinito. A lo logrado.

Tanta espera. Tanto tiempo. Tanto esfuerzo.

Enfrentarse a él no es fácil. Tantas dudas. Tantos intentos. Tantos tropiezos. Más pasos atrás que hacia el frente. Intentando no desvelar las intenciones. Que no se aprecie, al menos al principio lo que intento. Que lo que quise en un principio sea a donde llego.

2 comentarios:

Crisis dijo...

Tantas ganas, tantos esfuerzos, tantas horas de la vida para conseguirlo...
Lo importante, supongo, es seguir queriendo aquello que anelamos, no olvidar nuestras metas y buscar siempre el camino para conseguirlo...
El miedo siempre queda... la vida es así...
Un beso enorme***

Rafael de León dijo...

Supongo que la vida consiste en eso, en pelear por conseguir algo que debe ser siempre inalcanzable. Y si lo logramos, persigueremos algo más inalcanzable aún.

Pero saberlo no lo facilita, verdad?

Otro enorme beso para ti.

Búsqueda en Google

Google