martes, 28 de marzo de 2006

Horas libres

Al fin un viaje de un profesor a un congreso en Madrid me deja unas horas libres. Lo de libres es un decir, porque tengo que aprovechar cualquier hueco para ponerme al día con las prácticas. Pero me permitiré escribir un ratito.

Últimamente tengo la sensación de que sólo escribo para quejarme de la falta de tiempo.

El fin de semana fue de los más completos en mucho tiempo. El viernes con los chicos en casa, con una botellita de Arehucas, la play encendida hasta muy tarde y un poco de conversación. El sábado por la mañana, a la playa, primer baño de 2006, el día increíblemente bueno, sin una sola nube. Después de una merecida siesta, un partido al squash con el Chusinho, en el que me ganó de forma más que tajante, pero me permitió recordar los viejos tiempos. Espero repetirlo el próximo fin de semana. Ya por la noche, sorpresa, visita familiar. Unas cervecitas y unos dardos con mi prima, y el domingo comida familiar (con sancocho incluido).

Eso sí, tan completo que llegué al lunes más que cansado. Aunque ojalá todos los fines de semana sean así de agotadores.

Saludos de martes, con sabor a salitre, a madera, a verano en ciernes, a cambio de hora...

3 comentarios:

Crisis dijo...

Genial saber de tí de nuevo...la verdad es que puedo decir sin que sea precedente que aquí también hace buen tiempo calorcito y pocas nubes... ya tenia ganas de que llegara la primavera...
El fin de semana pasado tuvimos visita de mi compañero de piso canarión jeje bebimos ron de tu tierra y comimos esa harina rara que le echais a todo...mmm... el hecho es que me dieron a probar potaje...

Bueno, no te estreses mucho, disfruta de tu falta de tiempo y de tus mil planes... cuando no los tengas los echarás de menos...

Besos con sabor a primeras horas de sol del que calienta :)

Rafael de León dijo...

El verano ya está casi con nosotros, y los días de sol se suceden. Espero que se quede así, porque aunque admito que el invierno ayuda a encerrarse a estudiar, lo cierto es que el sol me recarga las pilas.

Y recargada debes estar tú después de un "ronsito" canario y unas "peyas" de gofio. A todo todo no se lo echamos, pero a bastantes cosas la verdad es que sí.

Disfruto a tope de mis estrés, pero el agobio de según qué asignaturas no me lo quita nadie.

Un besote wapa, y sigue (d)escribiendo el mundo como lo haces...

Anónimo dijo...

loquiisimo !!!
http://oscuridadlejana.blogspot.com/

Búsqueda en Google

Google