lunes, 14 de diciembre de 2009

Suma y sigue (y II)

Un lastre perdido
Y el que aún llevo
Tres puntos suspensivos
Y un amortizado ardor de corazón

Y este adiós
Este hasta luego
Labios compartidos
Medio corazón

Dos o tres ingresos nuevos
Al menos una repatriación
Las ganas que tengo de estar sin ti en este momento
Esta ansia de verte
Mi colchón

Algún desprecio
Este largo invierno entre dos viernes
Ese martes que no entiendo aún por qué llegó
Este día tan largo
Estos recuerdos
Fotos olvidadas, desparramadas...

Este vino de Oporto
Este mal fado
Algo de Lambrusco
(nunca viene mal)
Amigos para siempre, que se fueron
Aquellos extraños besos, que se van

Aquel dolor borrado que vuelve,
como Lázaro, a caminar
Un abrazo, corto,
que aún recuerdo
Esa mirada verde
Este lunar marrón

Estos colores que están ya descoloridos
Algunas noches como aquella
Tantos días como el de hoy
La vez que no te dije lo que me prometí
Las vez que el verbo voló

Demasiado tiempo sin escribir
Un barco de vapor
Muy pocos sueños que se cumplieron
Algunas sorpresas que recordaré
Muchos regalos
Muchos consejos
Algún desvelo
Algún control

Cinco canciones
que desnudan los nortes de mi espíritu
Siete puntos cardinales
Ningún estribillo para tu canción

Una princesa
Una rumba anhelante de paseos
Un anhelo de juegos, de quietud
Cuatro quemaduras,
ya muy adentro
La que me queda a flor de piel
Veintitrés días
Cinco momentos

Tres almacenes llenos de risas
Un carro diario de comprensión
Ciento treinta letanías antes de dormir
Un hueco en mi cama
Una sensación

Ese amanecer que no ha llegado
La copa con la que brindaré
La arena en la playa
La botella en mi mano
Y a un lado...

2 comentarios:

Clitemnestra dijo...

cuando no duele la herida, duele la cicatriz...

Gracias!

C.MOLINA dijo...

la vida nos empuja !!!esperemos que no se acaben las baldosas , de esté gran camino amarillo!!!

Búsqueda en Google

Google