miércoles, 1 de febrero de 2006

Un mundo menor

Muchas veces decimos que las películas o libros antiguos planteaban un futuro irreal, con coches voladores y demás parafernalia futurista. Y nos da la sensación de que el futuro no es tan avanzado y extraordinario como imaginábamos. Pero esto no es cierto. Es aún más increíble.

Hemos aceptado como normal el poder comunicarnos en tiempo real con personas del otro lado del mundo (en este mismo momento hablo con Fer como si siguiera en su casa de Las Palmas, a pocas calles de la mía, ayer me llamaba un amigo de Italia desde un ordenador a mi fijo...), no nos parece extraño publicar para todo el mundo reflexiones, recuerdos o ideas en tiempo real, con posibilidad de entablar un diálogo con cualquiera, nos hemos acostumbrado a saber que toda la información que queramos está en Internet (ya no buscamos para ver si hay algo, buscamos para encontrar más y mejor información)...

Las ventajas de esto son enormes. Ya no es sólo una herramienta para universidades y empresas, sirve al ciudadano de a pie para informarse, documentarse y comunicarse. Y nos sirve a todos para estar más cerca de los amigos lejanos, para mantenernos en contacto, y para conocer nuevas opiniones, nuevas formas de entender el mundo.

Saludos de miércoles con sabor a amigos en la distancia y a ombliguismo bloguero...

3 comentarios:

Ander Hilario Gómez dijo...

La verdad es que por fín el usuario disfruta de esas ventajas y aún queda mucho por recorrer, esperemos que las empresas sepan poner a disposición del mundo la tecnología para que todos podamos disfrutar de sus aplicaciones y poder crear un mundo mejor...

quien sabe...

un abrazo Rafa!! ;-P

Rafael de León dijo...

Muy cierto. Y sobre todo espero que se produzca una verdadera liberización de las telecomunicaciones. Más ahora que surgen tecnologías que por fin proporcionan velocidad de conexión a bajo coste, y que no se pueden aplicar por leyes que nos encorsetan en vez de ayudarnos.

Me alegra ver que escribes a buen ritmo en el blog. Espero que dure.

Saludos,
Rafa

FeR dijo...

el mundo se hace pequeño mientras nosotros nos hacemos grandes ... que paradoja! ;-)

Búsqueda en Google

Google