lunes, 18 de octubre de 2004

Otros ojos


A veces, al vivir en un sitio, pierdes la perspectiva y olvidas lo increíble que puede ser ver algo por primera vez. Una reciente visita de un amigo a mi tierra (Lanzarote) me permitió ver con nuevos ojos el lugar donde vivo.

Es curioso como lo cotidiano se vuelve "transparente" a nuestra mirada. Es por eso que considero importante intentar ver con nuevos ojos cada día. Hay multitud de paisajes, edificios, personas, libros, etc. que un día nos asombraron y ahora no llaman nuestra atención. Te propongo que revisites los sitios que te gustaron, que releas aquel libro que te marcó. O mejor, que lo compartas con alguien. Te apuntas?Posted by Hello

3 comentarios:

FeR dijo...

Realmente estoy 100% de acuerdo con esta reflexión, pero creo que la vida a veces te permite cambiar la prespectiva de muchas maneras:

A través de un amigo de fuera que te redescubre tu cotidianeidad de una manera que no te puedes imaginar, encontrando nuevos lugares en los mismos lugares que has visto durante muchos años.

A través de los ojos de un niño que te enseña lo sencillo que pueden ser las cosas y como el ser mayor te las va distorsionando cada vez más.

A través de una perspectiva diferente de las cosas, por ejemplo, anoche vine navegando de lanzarote y me vi toda la costa de barlovento de fuerteventura, la puesta de sol fue increible, el sol en el horizonte de color anaranjado, el cielo como un manto de estrellas brillantes, la luna en su cuarto creciente, las gaviotas revoloteando alrededor del barco mientras planean a ras del mar en busca de su cena; Todo un espectáculo que solamente disfruta el que abre los ojos en busca de su belleza y sabe apreciarlo.

Bueno, animo a todos a mirar las cosas desde otra perspectiva y a disfrutar más de las cosas cotidianas. Yo lo intento a cada momento y la verdad es que me hace ser muy feliz. Un abrazo a todos los que me lean.

FeR

Rafael de León dijo...

Tu comentario me trae a la mente otra imagen de la que desgraciadamente no tengo foto, pero que encaja perfectamente con la que comentas. Mi primo compró un barco (no un velero, más bien un fisher con dos motores). La cuestión era que lo compró en Las Palmas, y teníamos que llevarlo hasta Lanzarote. Tres amigos sin demasiada experiencia en el mundo de la navegación, aprendiendo muchísimas cosas sobre la marcha nos lanzamos a la aventura de llevarlo a casa (curiosamente, a Puerto Calero ;D).

Narrar los tres días que duró la aventura sería muy largo, pero hay un detalle que me quedó grabado. Después de varias horas de navegación muy complicada (mal tiempo), tuvimos que hacer noche en un puerto de atraque de petroleros. Habiendo dormido un par de horas, sin que llegase el amanecer, nos enfrentamos de nuevo a las olas y al viento. Fue muy duro, y estábamos empapados, cansados y locos por llegar a Fuerteventura (primera escala del viaje). La imagen, concretamente es esta: el sol saliendo frente a nosotros (este verdadero), un petrolero inmenso, casi diría que majestuoso, cruzando a unas pocas millas de nosotros por delante, rumbo sur, el mar, acariciado por el sol del amanecer se queda como un plato, y Eolo deja de atosigarnos. Mi primo y yo nos miramos, y una sonrisa ilumina nuestros rostros. Los dos sabíamos que sólo por este momento, el viaje había valido la pena.

Hubo muchos más momentos, anécdotas y demás. Pero este es uno de esos recuerdos que atesoro en el viejo baúl que tengo en un rincón de mi cerebro. No hay foto, pero la imagen es más nítida que muchas de las que tengo.

javivu dijo...

Tienes toda la razón, el mecanismo gira, las ruedas se mueven. La sociedad actual nos arrastra insaciablemente hacia... jeje... buena pregunta... hacia donde?.
Todos sabeis que soy un poco paranoico y siempre pienso en la conspirancion mundial... ya sabeis "lo extraterrestres crearon google".
Bueno bromas a parte, nunca olvidar lo que nos rodea y ser consciente que hay algo mas fuera que nuestro propio yo. Pero estoy en un punto en desacuerdo con Rafa... "leer el libro que nos marco, revisitar..." tampoco nos podemos regocijar en las cosas que una vez fueron... no se todo en su justo momento.
En eso si creo mas. Ta luegorrr...

Búsqueda en Google

Google